¡Yo estuve ahí!

Ese día en Hogsmeade, cuando llegaron los carroñeros al asentamiento parecía que nada podría ir peor si no fuera por la noticia de que Lord Voldemort estaba a punto de rodear Hogwarts con sus tropas.

En ese momento se rumoreaba que el Famoso Harry, Harry Potter el niño que vivió. Había pasado por Hogsmeade y por esa razón estaban los carroñeros. Muchos de los habitantes empezaron a entrar en pánico sin saber lo que acontecería, en ese momento les era requerido elegir su bando. Si luchar por el amado colegio o huir sin prestar ayuda…

Todos sabíamos lo que había pasado con el amado director Dumbledore y también sabíamos que sin el Hogwarts estaba perdido. Y si no hacíamos nada por ayudar el colegio estaba a merced del señor tenebroso.

Aberfoth Dumbledore vivía a unos metros y sabíamos que el iría a ayudar al castillo. En ese momento con varita en mano, cuando los habitantes de Hogsmeade nos dirigíamos al castillo para dar ayuda a la escuela vimos descender el domo protector que empezaba a cubrir el castillo. Al instante de ese hecho vimos llover el ataque de las tropas de Voldemort contra el castillo. Nada podíamos hacer aún y el ataque seguía en ese momento vimos una gran explosión que termino por derribar el manto de protección. Sin más, nos dimos a la marcha. En ese momento que bajamos hacia Hogwarts vimos cuando el puente volaba en mil pedazos junto con carroñeros y hombres lobos.

Ellos nos superaban en números y poder pero nosotros seguíamos avanzando. Vimos caer la noche y solamente habíamos alcanzado algunos mortífagos con nuestros ataques. La hora de penetrar al colegio había llegado. Éramos unos 50 magos y brujas los que vinimos a ayudar y aun así no retrocedíamos jamás.

Pudimos hacer aparición dentro del castillo en el instante en que la batalla había comenzado. Hechizos de aquí ataques de allá alumnos y padres y amigos caían ante tantos mortífagos. La batalla seguía aun entrada la noche y muchos habían caído en ese instantes a mis espaldas veo brillar un resplandor, parecía una explosión de luz inmensa en el momento me doy la vuelta y pude ver el Patronus de Aberforth arremetiendo contras los dementores. No éramos solos nosotros ayudando a Hogwarts, había hasta Hipogrifos centauros y más.

Pero ellos tenían a los gigantes y Acromantulas. Parecía que nada podíamos hacer. Pero en ese momento la batalla se detuvo cuando ya muchos habían caído e oímos una voz penetrante que decía que se iban a retirar las tropas del castillo y podíamos disponer de nuestros muertos, era el señor tenebroso que invitaba a Harry a entregarse a él en el bosque prohibido y así no fuera la batalla continuaría. Muchos hermanos magos habían perecido y el dolor en los ojos de los alumnos era demasiado grande. Nada podíamos hacer ante tanto dolor.

Trate de reunirme con mis compañeros y para sorpresa mía solo 20 quedábamos. Con ellos y algunos familiares de alumnos ayudamos a cargar los cuerpos hasta el gran comedor y así ver si algunos estaban con vida. Alumnos y hasta mortífagos habían perecido hasta esa hora. Hogwarts estaba casi en ruinas y aun teníamos la incertidumbre de lo que estaba por pasar. En ese momento pudimos ver al joven Harry abatido por el dolor de las pérdidas de sus amigos y compañeros entrar en el comedor y a los minutos salir del mismo por no soportar la situación.

Las horas pasaban y aun no teníamos en claro que sucedería. En ese momento vemos llegar a el señor tenebroso con sus tropas y con ellos estaba Hagrid el Guardabosques del castillo, lo habían capturado.

En brazos traía al joven Harry y todos imaginamos lo peor, al instante Voldemort empieza a gritar regocijándose en su destrucción, «HARRY POTTER ESTA MUERTO» seguido de una risa. Todos quedamos impactados por tal noticia y algunos rompieron en llanto de desesperación. El señor tenebroso empezó con un discurso diciendo que aquel que lo siguiera en este día no perdería  su vida y aquel que se negara moriría, en ese momento veo salir de la multitud un joven que se dirigía asía Voldemort, el cual con un abrazo lo recibía en ese momento también salió de la multitud un joven estaba herido y golpeado.

El comenzó a hablar mientras los mortífagos se reían de él nos alentó a seguir luchando y nos recordó que el joven Harry se había sacrificado por nosotros en ese momento de lo que parecía ser el sombrero seleccionador saco una espada y en el mismo instante Harry callo de los brazos de Hagrid.

Él no estaba muerto en ese momento se levantó del suelo y lanzó un hechizo explosivo a la mascota de Voldemort el cual rebotó contra sus seguidores matando a algunos en ese instante el señor tenebroso ardió en su cólera y empezó a atacar al joven mientras el huía. Los mortífagos al ver lo que sucedía algunos de ellos desertaron pero el resto se quedó a luchar y ese instante comenzó nuevamente la batalla de un momento a otro Voldemort desapareció y los hechizo impactaban en las paredes del castillo.

La batalla siguió en el gran comedor y los cuerpos empezaron a caer en ese instante los que caían eran más mortiños que los defensores del Castillo. Nosotros nos pusimos manos a la obra lanzando algunos hechizos aturdidores y desarmando al enemigo así estuvimos unas horas hasta que vimos caer a varios de los mortífagos en este momento los superábamos en número y la batalla casi concluía. Pudimos ver a la profesora Mcgonagall acabando con varios mortífagos a la vez junto con la ayuda del profesor Slughorn.

Los alumnos mostraban sus destrezas acabando con ellos en ese momento por alguna razón todo quedo en silencio y vimos caer del aire dos cuerpos envueltos en una bruma negra. Pudimos divisar que eran El joven Harry y el señor tenebroso, en ese mismo momento un duelo entre ellos comenzó, apenas iban unas fracciones de segundo cuando sentimos todos al unísono que una fuerza obscura acababa de extinguirse y vimos como el duelo se detuvo por algunos segundos para retomarlo al instante.

Era tanta la fuerza que despedían de sus varitas de ambos combatientes que era casi imposible mirar por el fulgor de sus ataques pero el señor tenebroso parecía haber perdido todas sus fuerzas y de un instante al otro vimos como Harry Potter el niño que vivió acabo con el desarmándolo pero algo extraño, algo que nunca antes había visto sucedió con el cuerpo de lord Voldemort.

Al instante de ser desarmado el cuerpo empezó a desintegrase como si un viento fugas arrasara con su cuerpo dejando más que cenizas en el aire. En ese momento vi con mis ojos como Lord Voldemort el mago tenebroso más poderoso y temible de todos los tiempos perdía su vida. Los mortífagos que quedaban se dieron a la fuga y otros se rindieron siendo en ese mismo momento apresados con magia.

Todo había acabado. Hogwarts Estaba destruida pero el bien había triunfado. Muchas pérdidas hubo ese día y es una noche que nadie olvidara. Y de algo estoy seguro. No me arrepiento haber brindado mi ayuda a aquella institución que amo y sé que la perdida de mis hermanos magos no fue en vano. El mundo mágico por fin esta en paz! Y yo Albert Ignacius, puedo seguir mi vida en paz en Hogsmeade

Este artículo fue creado con nuestro formulario de envío de forma sencilla y rápida Crea tu propia historia!

¿Qué opinas?

-1 puntos
Upvote Downvote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comments

tres-hermanos

La fábula de los tres hermanos

8 grandes preguntas de Harry Potter que J.K.Rowling aún no ha respondido