Neville visita al Hospital San Mungo (Fan fiction Karla Villama)

Tras la batalla de Hogwarts, Neville, aun adolorido, caminaba por los pasillos o lo que quedaba de estos de Hogwarts, topándose con Filtch, que junto a la señora Norris perseguían a Pebees, que no paraba de lanzarle trompetillas, hasta que desaparecieron por un pasillo.

Neville suspiro y se sentó en una grada, ahogo un suspiro y miro, donde la noche anterior, Nagini había sido decapitada, miro al cielo y dijo -Y ahora que, finalizo la guerra mágica, pero, y si las personas que quiero que sepan que se ha obtenido la victoria no lo saben, no saben que existo, es como que no lo supiera nadie-

Tras esto, tomo una piedra y la lanzo por las escaleras, perdiéndose por el lugar, tras esto, Crunchans se posó junto a él y estuvo mirándolo fijamente durante largo rato, tras esto, el gato maulló, como intentando llamar su atención, Neville lo miro y dijo -Es raro, pareció haber entendido lo que me quisiste decir, creo que Harry no es el único que puede hablar con animales después de todo-

Crunchans volvió a maullar, se puso de pie, y avanzo por el pasillo, Neville, presintiendo algo, siguió al gato, llegando a una puerta carbonizada por las llamas, Neville la toco, y comprobó que se trataba de la puerta de la sala de menesteres, destrozada la noche anterior por el fuego demoniaco producido por uno de los amigos de Draco.

Entró Neville con cautela a la sala con su varita levantada y exclamo -Lumus- al instante la varita produjo una luz, que ilumino todo el lugar, en este, encontró, los restos de un libro viejo de pociones, lo ojeo y se percató de que decía en su inicio «pertenece al príncipe mestizo».

Neville, avanzó y aplastó sin querer los restos de la diadema de Rowina Ravenclaw, recordando que había sido un horrocrux, le dio una patada, siguió buscando y se tocó con los restos de un giratiempo roto debido al incendio, hasta que se detuvo frente a un espejo grande y ovalado, que tenía escrito en su parte alta OESED. Se acercó al reflejo de este y pudo apreciar claramente a sus padres, que le sonreían cariñosamente, incluso Alice le lanzaba un beso, algo que hizo que Neville no pueda contener las lágrimas y diga –

Por lo menos los vengue, Bellatrix Lestrange está muerta, los mortífagos que le hicieron eso, también, Lord Voldemort está muerto, añoro que me reconozcan como hace meses, que en un corto tiempo de lucidez me recordaron, y me dijeron que había crecido y que iba a ser su orgullo, y me dieron su bendición, pero de la nada, empezaron a dudar, a mirar al infinito y a no reconocerme, por ultimo me preguntaron quién era, eso me dolió en el alma, como la maldición imperdonable cruciatos pudo arrancarme el derecho a tener un hogar, vivir con mi tía y sus atavíos raros no es lo que un chico quisiera-

Ellos están muy orgullosos de ti Neville, ellos muy en el fondo saben que eres y tienen un hijo, te acuerdas que ese día yo te acompañe y tu saliste corriendo al no soportar que volvieran a tener demencia, pero en el momento que te fuiste tu madre dijo «Neville adiós, cuídate hijo» y tu padre sonrió mientras balbuceaba «Mi hijo es un auténtico Longbotton- dijo Luna quien apareció en ese momento, a lo que Neville respondió -Mamá y papá están orgullosos de mi… en serio, si es así, no voy a descansar hasta encontrar la cura a su mal, por medio de la herbolaria, eso te lo juro Luna-

Luna sonrió y dijo -Neville yo sé que lo harás, algún día, yo sé que lo lograrás-

Este artículo fue creado con nuestro formulario de envío de forma sencilla y rápida Crea tu propia historia!

¿Qué opinas?

-2 puntos
Upvote Downvote

Luna Y La Piedra De La Resurrección

ANIMALES-FANTÁSTICOS

Crítica ‘Animales fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald’