La historia de la magia

-Abuelo cuéntanos una historia para dormir- Dijo Orión el menor de sus tres hermanos- es que no podemos dormir.

-Por favor Abuelo- replico Altaír que solo era mayor que Orión por un año – Es que no queremos llegar a la plataforma 93/4 cansados; recuerda que mañana será la primera vez que Orión aborde el tren a Hogwarts.

-Tu qué piensas Alsham -Pregunto él, a su nieto mayor con un tono de inseguridad, como asintió con la cabeza inmediatamente comenzó con su historia-

Hace mucho tiempo, cuando todavía las varitas no se habían inventado, y las escobas eran solo un sueño; existía un hombre cuyo nombre se perdió en la infinidad del tiempo, el cual fue el primero que comenzó a hacer magia, el fin.

-Qué solo eso, te pasas viejo- contesto Alsham indignado – pensé que sería más interesante.

-Jajaja era una broma- dijo con cinismo- pero continuare con la historia desde el principio

Como les comentaba, hace mucho tiempo existía un hombre cuyo nombre se perdió en la infinidad del tiempo el cual podría hacer cosas inexplicables para las otras personas, y por eso lo expulsaron de su colonia, pensando que los dioses lo habían maldecido, el chico desolado comenzó a ser un vagabundo en el mundo; pasaba sus días caminando, y las noches en las cuevas siempre en movimiento, nunca paraba, no sabía ni cómo ni él porque pero sentía que tenía que caminar hasta el fin de los tiempos o hasta encontrar eso que explique el por qué su diferencia, él no comprendía  sus poderes, si quería fuego lo aparecía de la nada, si quería luz él la creaba, hacía que las cosas flotaran solo con sus manos, y podía matar animales a miles de kilómetros  con solo pensarlo.

Aunque le ayudó a sobrevivir él se sentía diferente, poca cosa, solitario como que nunca tendría un lugar en el mundo, y así pasaron muchos años hasta que llego a un desierto extenso, pensando que se iba deshidratar.

Después de que se le acabara el agua y caminar largas horas en busca de ella sin resultado alguno, se dio cuenta de que también podía crear agua si lo deseaba, y tenía el mismo sabor que el agua del rio que siempre cargaba, así que sin preocupación seguía caminando pensando en su soledad, pero nadie puede estar solo toda la vida, no cuando lo único que quieres es pertenecer a algo más grande de lo que es, y cumplir un destino que nosotros mismos construimos.

Así que como era de esperarse fue descubierto mientras creaba agua de la nada, por una hermosa damisela con el rostro cubierto y los pies llenos de arena que estaba buscando refugio en la noche para crear una hoguera, al ver al extraño viajero le explicó su historia.

Ella se había alejado de su colonia hacia un tiempo gracias a una gran tormenta de arena que los sorprendió mientras se dirigía a un oasis  y no pudo encontrar el camino de regreso; sorprendido el viajero, se ofreció a ayudarla a volver con su comunidad; después de varios días de camino regresaron al oasis como por arte de magia.

Una palabra que en aquella época todavía se ignoraba, cuando él viajero llego al oasis pudo ver una comunidad descalza con togas largas y algunos se cubrían la cara misteriosamente, el viajero con gran curiosidad investigo más de la comunidad, y se dio cuenta de que no hablaban su misma lengua, pero aun así podría entenderla; y no solo eso, también podría comprender a las serpientes por una extraña razón y al parecer ellas también hablaba con él, eso era lo más extraño; por eso decidió marcharse rápido, no sin antes hacer un poco de magia a petición del líder de la comunidad; cuando vio que esa comunidad quería imitar sus extrañas habilidades, él se quedó a enseñarles.

Aunque llevó mucho tiempo para que todos pudieran hacer algo de magia, lo lograron y para inmortalizar ese momento crearon tres pirámides que se alineaban con el cinturón de orión, el cual todavía perdura y es conocido por los  muggles como las pirámides de Egipto; pero el que sabe sabe la verdadera historia, es el comienzo de una sociedad tan grande como las estrellas, es el comienzo de la comunidad mágica y toda su grandeza.

-Papá deja dormir a los chicos- Rogó Scorpius que se encontraba parado en  la puerta desde hace ya un tiempo- mañana es el gran día de Orión sabes que el primer día siempre es crucial en Hogwarts.

-Lo sé hijo, lo sé- respondió Draco– y te voy a pedir el favor que no me regañes que aunque estoy viejo todavía soy tu padre, y a ustedes chicos- se dirigió a las tres camas de sus nietos- descansen para que tengan un gran año en su regreso a Hogwarts, y recuerden los magos son capaces de hacer lo imposible posible, y ustedes son los mejores magos que el mundo jamás vio, y estoy seguro que harán grandes cosas.

-Eso sin dudarlo, aunque si no lo dejas dormir ahora eso sí estaría mal- dijo Scorpius en tono de burla- que descansen chicos.

Los dos salieron de la habitación y dejaron a los pequeños Granger-Malfoy descansar para su gran día de regreso a Hogwarts, donde se encuentran un millón de aventuras en un solo lugar, porqué siempre que hay un mago en un lugar, pasan grandes cosas.

Te puede interesar:

¿De verdad existe la Piedra Filosofal?

Este artículo fue creado con nuestro formulario de envío de forma sencilla y rápida Crea tu propia historia!

¿Qué opinas?

18 puntos
Upvote Downvote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comments

Harry-potter-y-los-Merodeadores-del-pensamiento

Harry potter y los Merodeadores del pensamiento

Damnare Spell – Hogwarts