El reencuentro – Segunda parte

Al paso de una semana Lourdes se acomodó en Hogwarts, su casa es Hufflepuff así que se encuentra con Harry en la cena o cuando cambian de clase. Cada día se vuelven más unido y los peligros más grandes.

Ya era la hora de ir a clases de defensa contra las artes oscuras, la profesora no quiere que utilicemos magia solo quiere que leamos libros y de ahí aprendamos, Es decir quiere que sepamos la teoría y no la práctica.

-Profesora- dijo Hermione- aquí no hay nada sobre el uso de hechizos defensivos

-Hechizos??- ríe sarcásticamente- para que quiere aprender hechizos defensivos

– No vamos a usar magia?? – dijo Ron

-aprenderán hechizos defensivos de modo seguro y sin riesgos

– Para que nos servirá?? – dijo Harry un poco enojado – si nos atacan no estaremos libres de riesgos

-El punto de vista del Ministerio es aprender los hechizos con la teoría va a hacer suficiente

– y como la teoría va hacer que nos defendamos de lo que hay afuera?? – dijo Harry perdiéndola paciencia

– y que peligros hay allí afuera que quisiera atacar a niños como ustedes??

-No lo sé, haber piense, quizás LORD VOLDEMORT- dijo Harry ya enojado

Todo el salón empezó a cuchichear sobre lo que acaba de pasar.

– voy a dejar una cosa bien clara – comenzó a decir Umbridge- se dice que un tal mago tenebroso ha vuelto y eso es mentira…- Harry la interrumpe

– No es mentira, yo lo vi y luche con el

– Está castigado señor Potter- dijo con voz firme

– entonces que Cedric Diggory murió por que se le dio la gana o que- la paciencia de Harry ya había desaparecido

– la muerte del señor Diggory fue un trágico accidente

– Voldemort lo asesino!!! Y usted lo sabe

– Basta!! Venga a verme después a mi despacho para cumplir su castigo

Harry se quedó callado al igual que todos, no podía creer la ignorancia del Ministerio.

Después de esa clase Harry tuvo que ir a cumplir el castigo, cuando entro al despacho se encontró con la cara sonriente de esa horrible mujer. El lugar era todo rosado con pequeños cuadros de gatos por todas las paredes. Me siento en su escritorio y ella dice:

– Buenas noches señor Potter, hoy escribirá unas palabras para mí – dijo con satisfacción

Harry saca una pluma

– No, no usará su pluma esta vez, usará una mía especial – dicho esto se la entregó y agregó – quiero que escriba NO DEBO DECIR MENTIRAS

– No me ha dado tinta

– No la necesitará – después de decir esto una sonrisa se formó en su rostro

El joven empezó a escribir y cada vez que terminaba la frase esta aparecía en su brazo, al parecer esta lapicera funcionaba con sangre así que todas las veces que escribía se marcaba en su brazo como un tatuaje.

Terminó el castigo y Harry fue con sus amigos, estos estaban en la biblioteca ya que pronto iban a hacer los TIMOS (exámenes)

– ¿Qué te paso en la mano? – pregunta Hermes

– No tengo nada

– tienes que decirle a Dumbledore, lo que hace está mal

– No, Él ya tiene demasiadas cosas en su cabeza, a parte no le voy a dar la satisfacción a Umbridge

-no bromees Harry está mujer te está torturando – dice Ron con tono angustiado

Lourdes entra a la biblioteca y ve a su hermano y a sus amigos

– Hola chicos- dice dulcemente- Harry que le pasó a tu mano??

– No es nada, solo tengo …

– Umbridge lo está torturando porque dice que Voldemort no ha vuelto – dicen Hermione y Ron al unísono

La cara de la joven cambio de tierna a enojada no podía creer que esta vieja estaba torturando a su hermano, cuando él decía la verdad.

– Harry no debes permitirlo, dile a Dumbledore

– No le diré y listo- dicho esto Harry se retira dejando a sus amigos sorprendidos

Este artículo fue creado con nuestro formulario de envío de forma sencilla y rápida Crea tu propia historia!

¿Qué opinas?

4 puntos
Upvote Downvote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comments

Sirius Black y Albus Dumbledore

¿Cambió la Orden del Fénix luego de Crímenes de Grindelwald?

casa de Hogwarts Ravenclaw

¿De verdad perteneces a Ravenclaw? ¡Descúbrelo aquí!